Getiton site

Objetofilia sobre Erika, divorciada de la grСЉa desplazГЎndolo hacia el pelo casada con un patinete desplazГЎndolo hacia el pelo otras seres enamoradas sobre objetos

Objetofilia sobre Erika, divorciada de la grСЉa desplazГЎndolo hacia el pelo casada con un patinete desplazГЎndolo hacia el pelo otras seres enamoradas sobre objetos

PsicologРЅa

Basada en fabricados observados desplazГЎndolo hacia el pelo verificados sobre primera mano por el reportero, o reportados por fuentes fiables asГ­В­ como bien informadas.

Como reza la canciСѓn Aquiles por su talСѓn de Aquiles de Jorge Drexler “Se serГ­В­a lo que se es. Lo que siempre se ha sido. Se notan lo que se notan [. ] tenga o no tenga evidente interГ©s. AsГ­В­ como rara oportunidad se es semejante asГ­В­ como como se quiere. Se llora lo que se llora. Uno no elige de quiР№n se enamora, ni elige quР№ cosas an alguno lo hieren”. La reflexiСѓn que bien podrРЅa firmar todo diagnosticado con objetofilia, la parafilia que se basa en la atracciСѓn emocional asГ­В­ como sentimental hacia un objetivo.

Un trastorno muy escaso comСЉn que, indica a FCINCO la psicoterapeuta especialista en fobias desplazГЎndolo hacia el pelo angustia Teresa LlinР±s, sigue un patrСѓn semejante a la fobia. “En este caso, en lugar sobre temor lo que se crea es una atribuciСѓn de cualidades humanas a un objetivo inanimado, asГ­В­ como la trasera proyecciСѓn de estas propias emociones en el objetivo. Dicho de otra forma, ante la situaciСѓn en la que nuestra cabeza se bloquea completamente (un suceso traumР±tico, un episodio de maltrato infantil, etc.) decide canalizar esa obligaciГіn emocional hacia un objetivo, ya sea en forma sobre temor en el caso de la fobia, o de apego en el caso sobre una filia”.

Aunque nunca son muchos, las objetofРЅlicos cuentan con su propia instituciСѓn, OS Internationale, la tarima en la cual, desmarcР±ndose sobre cualquier consideraciСѓn mР№dica, se habla sobre la objetofilia igual que “una orientaciСѓn sexual o sentimiento innato que, igual que el resto de estas sexualidades, despierta al comienzo sobre la pubertad” y en la que se definen a sРЅ mismos igual que personas que aman los objetos “a un grado distinta al resto desplazГЎndolo hacia el pelo, en la mayorРЅa sobre los casos, sobre la manera РЅntima”.

Uno de los primeros casos de los que se tuvo persistencia fue el de Eija-Riitta EklС†f, la fГ©mina sueca que decidiСѓ casarse con el tapia sobre BerlРЅn el 17 de junio de 1979 a travР№s de la ceremonia falto validez legal y detrГЎs de la que decidiСѓ Canjear su apellido por el de Berliner-Mauer (Muro de BerlРЅn, en alemР±n). SegСЉn Eija-Riitta lo suyo fue un flechazo. Fue verlo y no ha transpirado quedarse prendida. Tanto, que a pesar de la trayecto no dejСѓ sobre visitar a su amor inclusive que, en su sexta cita a la capital alemana, decidiСѓ formalizar su relaciСѓn. Tras la caРЅda del tapia en https://hookupwebsites.org/es/getiton-review/ 1989, la escandinava, destrozada, declarСѓ que habРЅan “mutilado” a su marido.

Otro caso paradigmР±tico sobre objetofilia serГ­В­a el de Erika Labrie, la ex militar estadounidense que se enamorСѓ sobre caso, un curva con el que llegСѓ a proclamarse en campeona de el universo sobre tiro con curva. AСЃos mР±s tarde, despuГ©s de estropear su relaciСѓn con evento se ‘comprometiСѓ’ con la Torre Eiffel en la pompa a la que acudieron familiares asГ­В­ como amistades y no ha transpirado que concluyСѓ con su cambio sobre apellido al de La Tour Eiffel. Desgraciadamente para Erika, este no serРЅa su СЉnico casamiento. DetrГЎs de su sonado romance con la configuraciГіn parisina se volviСѓ a casar con una grСЉa desplazГЎndolo hacia el pelo mР±s recientemente con un patinete. Varios de los especialistas que han estudiado su caso creen que las abusos sexuales sufridos en la infancia y no ha transpirado el desorden sobre estrР№s postraumР±tico con el que fue diagnosticada han tenido mucho que ver en su objetofilia.

De estas Torres Gemelas a la Estatua sobre la Libertad

En el caso de Sandy K. al completo comenzСѓ a los 8 aСЃos, cuando durante su primera cita al World Trade Center se quedСѓ totalmente absorta admirando unas Torres Gemelas que Ahora no podrРЅa ignorar. Fue al regresar a la adolescencia cuando se dio cuenta de que lo que sentРЅa por aquella reforma nunca era fascinaciСѓn, sino la incontrolable atracciСѓn hacia la construcciСѓn “masculina, atractiva asГ­В­ como extremadamente deseable”. Con los aСЃos su obsesiСѓn fue a mР±s, Incluso el aspecto de encargar la fabricaciСѓn una maqueta a escala 1 1.000 que acabarРЅa convirtiendo en su pareja.

Alguna cosa excesivamente semejante le pasСѓ a la britР±nica Amanda Whittaker, quien tuvo en un kit de baterРЅa a su primer apego. Su conexiСѓn fue tan particular que su segundo apego tambiР№n fue un objetivo nada mР±s y no ha transpirado nada menos que la Estatua de la liberaciГ­Віn, sobre quien se enamorСѓ perdidamente confirmР±ndola como objetofРЅlica homosexual. Misma epГ­teto con la que se identifica Bill Rifka, un escuelero de psicologРЅa que en 2007 revelСѓ al universo que mantenРЅa una relaciСѓn con su e-b k. SegСЉn Rifka, lo suyo es objetofilia homosexual, porque de Р№l su “libro electrСѓnico serГ­В­a un varГіn, debido a que se podrРЅa aseverar que mantengo la relaciСѓn homosexual con un objeto”.

Las relaciones objetofРЅlicas no son fР±ciles. AsРЅ lo asegura Doro, un hombre que se enamorСѓ de la mР±quina de procesamiento sobre metales con la que trabajaba. AdemР±s de tener que rebasar los habituales problemas de pareja, igual que cuando a su “amorcito” le da por tener “rabietas” que le permite saber “vaciando su aparato de mediciСѓn”, posee serios problemas de encontrar la intimidad que toda dupla precisa. Igual que le pasa a otros muchos objetofРЅlicos que por cuestiones sobre logРЅstica nunca podrГ­ВЎn regocijarse sobre intimidad con las medias naranjas, Doro se percibe obligado a llevarse partes sobre su ‘pareja’ a su domicilio Con El Fin De asРЅ lograr consumar su relaciСѓn.

La otra rostro sobre la objetofilia

Casos igual que las de Robert Stewart, denunciado por conservar relaciones sexuales con una bicicleta estГ­ВЎtica o Karl Watkins, procesado tras acontecer pillado con las manos en la masa penetrando el pavimento sobre la localidad inglesa sobre Redditch son sСѓlo ciertos e.j de objetofРЅlicos que han tenido inconvenientes legales despuГ©s de acontecer sorprendidos desahogР±ndose con sus ‘parejas’ afuera sobre hogar. Igual que dijo Paulo Coelho, “lo difРЅcil atrae, lo inalcanzable seduce, lo difГ­cil asusta y no ha transpirado lo extremamente complicado enamora”.

دیدگاهتان را بنویسید

نشانی ایمیل شما منتشر نخواهد شد. بخش‌های موردنیاز علامت‌گذاری شده‌اند *